¡Viva Japón!













Antes de nada, debo decir que soy una fiel admiradora de Yuu Watase.

Me enamoré perdidamente del que para mí es el mejor manga que he leído: Fushigi Yugi; y tengo todas sus obras publicadas en castellano a excepción de Ayashi No Ceres (vi el anime antes de que me interesara demasiado por el manga, y ya me dio pereza comprarlo y leerlo). Fushigi Yugi Gembu tampoco está en mis manos, pero estoy esperando a que salga la colección completa para adquirirla (odio quedarme con la intriga, y más cuando la serie sufre un parón y no se sabe cuanto saldrá el siguiente tomo). Tanto el ya mencionado Fushigi Yugi, como el resto de sus obras que poseo (Alice 19, Epotransu Mai, Imadoki...) me han gustado. Obviamente unas más que otras, pero es una autora que me encanta y la única, junto con Wataru Yoshizumi, de la que compraría una obra con los ojos cerrados sólo por ser suya.

Pues bien, eso es lo que me pasó con ¡Viva Japón!. Me lancé de cabeza a por él en cuanto vi de quién era, y la verdad es que para mí ha sido una gran decepción.
Nada más comprarlo leí un par de páginas y no me llamó mucho. Después, encontré alguna crítica que lo calificaba como la peor obra de esta autora (tras leerla debo decir que opino igual).
Sin embargo, hace poco (años después de comprar la serie) leí en un blog de manga que estaba bien, y que era entretenida y cómica; y como en ese momento estaba esperando a que me llegaran ciertas cosas para leer y no tenía nada mejor, me puse con ello.

La historia trata de una chica abandonada al nacer junto a un bastón mágico capaz de detectar la tristeza. Es así como se convierte en una "quitapenas", y se dedica a intentar solucionar los problemas que causan pena a los pueblerinos a cambio de dinero.
Los tomos se dividen en capítulos, tratando en cada uno un caso concreto. Son como una recopilación de historias cortas pero con los mismos personajes.

La trama no tiene nada; ni intriga, ni amor, ni emoción... nada. 
Sinceramente, creo que es uno de los peores mangas que he leído, y el que más me ha costado seguir y no dejarlo.


Ni siquiera me resultó entretenido para pasar el rato, y como los capítulos son historias diferentes en las cuales la protagonista tiene que conseguir solventar un problema, da la sensación de que la historia no avanza. Excepto por pequños detalles, los capítulos podrían leerse sueltos y desordenados y daría igual.

En el último tomo, sobre todo hacia el final, eso cambia y los argumentos pasan a ser tramas que se continúan entre sí. La intriga aumenta (un pelín), pues nuestra protagonista viaja para conocer sus orígenes, su procedencia y las causas de su abandono; encontrando respuestas.

Me ha parecido una serie flojísima, sin ningún tipo de interés, aburrida en varias ocasiones, y desde luego la peor obra de Yuu Watase; incluso de los peores mangas que he leído. 
No la recomiendo en absoluto.

Leyna

1 golosinas:

Alviss dijo...

Entonces hice bien en comprarme solo el último y de 2ª mano ^^
Sinceramente, te recomiendo alguna serie de Mayu Shinjo, en especial Virgin Crisis.
Si quieres te recomiendo unos cuantos más ;)

Publicar un comentario en la entrada

Toda opinión es bienvenida; eso sí, comenta siempre con respeto :)
Y por favor, nada de spam.

Related Posts with Thumbnails